domingo, 25 de mayo de 2014

No le faltaba un perejil

A Pepe Peregil no le faltaba un perejil, era como decimos por aquí “muy completito”, ahora que estamos inmerso en plena vorágine primaveral, puesto que la primavera era una de sus estaciones preferidas, vamos a recordar a un tabernero de categoría y Saetero de los buenos, del que se decía que ¿reñía a los Cristo?, más quisiéramos muchos que nuestro Padre nos hubiera reñido cantando por Saetas!!

Peregil era un hombre bueno y eso hoy en día con la que está cayendo y con lo que vemos, escuchamos y leemos, tanto en televisión, radio, como en prensa escrita es cada vez más difícil. Ser bueno implica estar pendiente del prójimo, prestarse sin titubeos a los benéficos, sacar una sonrisa, facilitar y alegrar la vida a los demás y sin duda que Pepe lo conseguía con la naturalidad que él desprendía desde cada uno de sus poros.

¿Quién no ha visto a Peregil en un balcón cantando una saeta y acaparando con su poderosa voz la atención de todos? ¿Quién no le escuchó alguna vez en una calle de la Feria cantando por sevillanas? ¿Quién no lo divisó detrás de una carreta de Simpecao tocando las palmas? ¿o subido a un escenario contando algunos de sus chistes?

Pepe tenía en su “Quitapesares” sus libretas o cuadernos repletos de casos verídicos como los de Gandía y multitud de chistes y ocurrencias de donde después se han sacado como si fuese un exprimidor de zumos para escribir dos libros llenos de arte y simpatía.

El pasado 19 de marzo, Sevilla, su ciudad de adopción (él nació en Manzanilla-Huelva) le supo reconocer su entrega y dedicación por los demás, su ser y saber estar, y le brindó un monumento que en las prodigiosas manos de Navarro Arteaga ha quedado simple y llanamente como era él, apoyado en un respaldo y con la mano al frente, mano que lanzaba saetas, manos que redoblaron por sevillanas , manos que ayudaron al necesitado, manos que despacharon muchos chatos de vinos, manos que acariciaron a su gente, manos de las que hacen falta, de las que mueven el mundo, de las que suman, de las que se ofrecen, de las que dan, de las que animan…



Gracias Pepe Peregil por ser como eres y digo eres porque nunca te irás de entre nosotros, con ese monumento ya estás perpetuado en tu Plaza de Rialto por los siglos de los siglos, para reconocer que en Sevilla, no sólo los pintores, los toreros, o los escultores tienen su monumento, el tuyo es un reconocimiento a las buenas personas!!

jueves, 22 de mayo de 2014

Los autores por Sevillanas

Los hermanos Sánchez Berenguer rompieron la pandereta, y los Martínez Bizcocho besaron la luna, Rafa Serna se puso la medalla y el sombrero, y Paco Millán nos enseñó nuevos caminos y nuevas vereas, mientras que José Carlos Seco nos muestra el delirio del sendero y Feliciano Pérez  reza una oración rociera.

A Pepe Rodríguez por el alba le despiertan maitines y campanillas, Antonio Rodríguez Ferrera sueña que la margarita se hace romero, cantaba poemas a la Virgen el padre Quevedo, Fely Perejón no quería más tormento que estar un año sin verla, y José Antonio Espinosa la tiene siempre presente en el pensamiento, Miguel Zarza escribió deja que te mire no vuelvas la cara y Paulino González una carta de cuando en cuando, a Manolo Garrido se le muere el alma cuando un amigo se va, y Manuel Melado hace sevillanas para conquistar, Pascual González nos anima a seguir ¡adelante!, la primera vez fue en Sevilla nos dicen José Miguel Evoras e Isidro Muñoz, y Barbeito le dijo a Sevilla lo que no le ha dicho nadie, Francisco de Juan presume de que Andalucía es su tierra, Rafael de León, la historia de una amapola nos contó, José Manuel Moya a los suspiros de mujer música les dio, y el puente de Triana cruzó Manuel Pareja Obregón
  
El Pali junto a Alonso Pernía fueron a la calle Lumbreras por bacalao y a Miguel Moyares su pequeño Manolillo se le ha enamorao, al gran Romero Sanjuán sus ilusiones y bellos sueños le perduran, y Francisco José Pavón le gusta la fruta madura, Joaquín Sánchez Morales sobre los cristales la lluvia ve caer, Paco Jiménez cuenta que los Seise de Sevilla son músicos de Dios, y Juan Pablo Pérez Romero dijo que es serrano, hechicero, de Triana y marinero el río Guadalquivir, Rafael del Estad comentó que los hombres hablan con la mirada, Martín vega pregonó sus caracoles, y Juan de Dios Pareja-Obregón besó la frente arrugada de las viejas almonteñas.

Enrique Casellas  vive continuamente en pecados de amor, Paco Coria sueña que está haciendo el camino, Onofre López nos enseñó el color de la cara de la Virgen, a Manolo Jalón le doblaron las campanas del olvido, José Antonio Jiménez quiso olvidar un amor como se olvida un sueño, Isabel Fayos quisiera vestirse el corazón de primavera, Luís y Carlos Baras fueron al Altozano a tomar granizada a casa “El maño”, Antonio Hurtado y Alfredo Santiago le gustan ver llorar a los pinos del coto, José María Jiménez  se le iluminan los cielos cuando amanece y Rafa Almarcha se pregunta ¿qué tendrá Triana?, Sánchez de Paco también pregunta ¿Por qué las cartas le vienen vacía?, José Padrós ¿Quién fuera rayo de sol? y Manolo Jurado que ¿a dónde van las golondrinas?,Tate Montoya aseguró que la luna iba borrachita de camino, Paco Alba enloqueció con el tío del tambor, “al señorito del Rocío” el Maestro Oliva expulsó y Tato Ramírez sabe que es en el Rocío donde acaba su camino y es aquí donde acaba mi homenaje a los creadores y propulsores de nuestro cante: los autores por Sevillanas!!



miércoles, 21 de mayo de 2014

Sevillanas: ¿renovarse o morir?

Todos sabemos de sobra que la música y en concreto el género de las sevillanas está atravesando una crisis sin parangón, a las nuevas tecnologías (internet y las descargas gratuitas), la piratería, la desaparición de grupos y solistas consagrados, si a esto le sumamos la falta de creatividad en todos los sentidos (composición, arreglos, innovación…) y al conformismo profesional por parte de algunos artistas, estas causas y algunas otras están llevando al mundo de las sevillanas a “agonizar”.

Desde este humilde rincón quiero aportar un rayo de luz, como se suele decir: renovarse o morir, ¿qué se puede hacer para que el público consuma sevillanas ORIGINALES? Para incentivar la venta de discos al igual que la Prensa escrita “regalan” artículos de toda índole para aumentar el consumo de periódicos, las discográficas podrían sacar una especie de Bono-disco, esto sería que todo aquel aficionado que comprara un número determinado de discos (tres, cinco, siete…) del mismo año o primavera en curso (por ejemplo: sevillanas 2014) se le recompensaría con diversos artículos de Merchandising, vale-descuentos para próximas compras, entradas para conciertos y presentaciones de nuevos discos, posibilidad de acudir a una grabación en directo de un disco de sevillanas…
¿Cómo podemos hacer que las sevillanas vuelvan a llenar auditorios, teatros, discotecas o salas de fiestas? Os cuento una idea que me soltó un día mi amigo Francisco de Juan, crear un espectáculo a modo de Opera o zarzuela pero interpretado por sevillanas, es decir, una obra con su guión (presentación, nudo y desenlace) pero adaptado al ritmo del 3 x 4, os imagináis por ejemplo clásicos como Don Juan Tenorio, Carmen o el Barbero de Sevilla por Sevillanas… sería fantástico!! y posteriormente se podría editar en CD o DVD.

Se me ocurre otra idea para atraer un nuevo y mayor público a las sevillanas, al igual que l@s modist@s de nuestro país  han aportado su creatividad al mundo de la moda flamenca o varios músicos de otras regiones han realizado marchas de Semana Santa dedicadas a nuestra imágenes y todos ellos sin desmerecer la esencia y la finalidad, algún interprete de sevillanas le podría encargar sevillanas a grandes poetas y escritores de nuestra nación por ejemplo D. Antonio Gala, A. García Barbeito, Antonio Murciano, etc, etc o adaptar versos de poemas de los Machado, Montesinos, Murube, Bécquer, Lorca, R.Buzón, Alberti… al cante por sevillanas, sé que esto no gustará a los autores actuales de nuestro género pero es lo que pienso y así lo escribo, en la variedad está el gusto y para gustos colores.


Se me ocurren algunas ideas más, sé que desde la barrera los toros son poco o nada peligrosos y muy fácil de ver, pero hay veces que el árbol no deja ver el bosque que hay detrás, yo desde mi rincón de fiel aficionado al género tengo mi punto de vista que quizás sea muy distinto a los profesionales de las Sevillanas y aquí lo dejo escrito.  ¡Al mal tiempo Sevillanas!


domingo, 18 de mayo de 2014

Las Sevillanas Rocieras


   Las sevillanas, sin ningún tipo de discusión es el cante y baile por excelencia de la gran mayoría (por no decir todas) de las romerías del sur de España, pero hay una de ellas en especial que lo todo lo eclipsa, todo lo arroya y todo lo puede, esa es la romería del Rocío (Almonte-Huelva) con más de cien hermandades filiales y otras tantas en proceso.  
                
   En la romería del Rocío con sus correspondientes “caminos” de las hermandades hacia ella, la copla que adorna y acompaña al peregrino es la sevillana, que junto a las plegarias, fandangos, las Salves y los distintos toques de la flauta y el tamboril forman la música del Rocío.

   Las sevillanas en el Rocío son jolgorio y luz en los caminos, desgarro y sentimiento en la candela, rezo y piropo en la Ermita y suave caricia de viento en la flauta y el tambor.

   Las letras lógicamente son variadas pero todas con un denominador común: la Virgen del Rocío con los caminos, las noches, las bromas, las carretas, la procesión, los peregrinos, la flora y la fauna del coto de Doñana, y todo esto da forma a la Sevillana Rociera, por la mañana sevillanas de camino para amenizar la jornada intensiva y el caminar del peregrino y por la noche sevillanas de candela para el recogimiento y la oración.

   También la forma de interpretarla varía mucho dependiendo de la zona de donde procedan los peregrinos y sus respectivos caminos, en el cual podemos diferenciar a tres sobre el resto: Sevilla, Cádiz y Huelva.

   Uno de los mayores impulsores y que mayor número de letras dedicó a la romería del Rocío y así crear ese estilo de la Sevillana Rociera, fue el canónigo de la Catedral de Sevilla y vecino del pueblo de Hinojos Juan Francisco Muñoz y Pabón, además de ser uno de los pilares más importante que tuvo y sostuvo la Coronación canónica de la Virgen del Rocío allá por 1919.

   Referente a la visita que su Ilustrísima el Papa Juan Pablo II realizó a la aldea del Rocío en el verano de 1993, diremos que el Coro de la Hermandad Matriz de Almonte grabó al año siguiente unas sevillanas dedicadas a tal evento tituladas “Por cielos azules vino” con letra y música del Padre Quevedo y José Manuel Moya y que termina diciendo una de las frases que mencionó Juan Pablo en el balcón de la Ermita… ojalá todo el mundo llegara a ser Rociero.

   Sobre el Rocío podemos asegurar sin opción a equivocarnos que es la gran cantera actual del género de las sevillanas, muchos de los grupos y solistas  del momento han salido o pertenecido alguna vez a algún coro rociero, y otros muchos grupos del aljarafe están vinculado de cualquier modo al Rocío y su entorno, también destacaremos que prácticamente todos los fines de semana en la aldea del Rocío se crea un ambiente de copla y compás en los porches y patios de sus casas. 

   La Sevillana Rociera es la temática más grabada en discos, en los últimos 30 años sin lugar a dudas.

jueves, 15 de mayo de 2014

Al mal tiempo...Sevillanas!!

Amigos sevillaneros...
    No corren buenos tiempos para nuestra pasión, Antonio Machado dijo: Sevilla sin Sevillanos y muchos de nuestros políticos y dirigentes van a ser todo lo posible porque sea “Sevilla sin sevillanas”.

     Sin sevillanas en la bienal de flamenco, sin sevillanas en las noches de los jardines del Alcázar, sin sevillanas en muchas casetas de feria, sin sevillanas en las casetas municipales de muchos pueblos, sin sevillanas en las emisoras de radio, sin sevillanas en las televisiones locales, sin sevillanas en las fiestas de fin de curso de los colegios… yo, que incluso llegué a bailar sevillanas en discotecas, y que he tenido la fortuna de ver y disfrutar de la época dorada y del boom de las sevillanas con los grandes grupos en pleno apogeo, me duele y mucho ese grado de abandono y de dejadez en el que se encuentra nuestro cante más representativo y no logro a comprender los motivos de esa desidia.
     Porque haciendo un ejercicio de memoria… ¿qué fue de aquel concurso nacional de coros rocieros ciudad de Lebrija, del concurso organizado por el ayuntamiento de Sevilla Paco Palacios el Pali, o los concursos del Corte-Inglés, cuyos premios eran la grabación de un disco?

  De aquellos concursos salieron gente tan valiosa como Albahaca, Nomadejado, Marisma, Alquivira, Soles, Lentisco o Alborada, y coros como los del Rocío de Sevilla, Gines o Jerez de la Frontera pudieron grabar su primer disco gracias a ese tipo de concursos, y además de esos coros Rocieros salieron gente tan importante como José Manuel el Mani o Rafa González Serna.

     ¿Dónde fueron a parar esas extraordinarias presentaciones de discos en directo que organizaba la Cope con su Sevillanísima o Cadena Dial con sus "exclusivas"? O aquellos premios que otorgaba Continente (hoy Carrefour) del farolillo de Oro al mejor disco del año? Y quién no recuerda los grandes concierto que cada primavera nos regalaba Canal Sur Radio y Televisión del “Ria-Pitá” en el palacio de los deportes de Sevilla que llegaba a aglutinar a más de 15.000 personas?

      Sin nombrar los muchos artículos de prensa escrita que trataban sobre las noticias de nuestro género, hoy en día resulta difícil ver en un periódico de Sevilla una información referente a las sevillanas.

     Pues toda esa falta de apoyo y de iniciativas hace que nuestro cante esté en el grado de deterioro en el que se encuentra.

     Hoy, la gran parte de la sociedad le da la espalda a nuestras sevillanas, esa sociedad que se aprovechó de ellas cuando le convino, al igual que muchos de los cantaores flamencos que se montaron en el carro de las Sevillanas y grabaron su disco para abrirse mercado y darse a conocer.... ahora más que nunca grito a los cuatro vientos: Al mal tiempo...SEVILLANAS!






domingo, 11 de mayo de 2014

¡Salve, sevillana!

Aquí podéis leer el artículo "La trastienda Hispalense" del Correo de Andalucía de esta semana de Feria con la firma de Pascual González, en él hay unas palabras dedicadas a este humilde seguidor del cante por sevillanas. Para mí es un honor enorme que una figura tan importante como es pascual haya dedicado un minuto de su tiempo a escribir sobre mi Pregón en la Asociación de los Amigos de las Sevillanas:







¡Salve, sevillana! Escrito por latrastiendahispalense 


Sevilla disfruta, un año más, por el Real de una Feria de Mayo, que para nada nos debe de importar que no fuera en abril porque en una semana, que hubiera habido entre el domingo de Resurrección y el Alumbrao, no nos habríamos podido quitar el olor a cera e incienso, así que para qué polemizar con abril o mayo si la Feria de Abril es una marca tatuada a fuego en todo el mundo, que la celebra -cada cual como puede y quiere- cuando mejor le venga a los intereses de sus promotores. Ayer, por ejemplo, inauguré y apadriné con los Híspalis la Primera Edición de la Feria de Abril de Tarraco, como así se llama la que Tarragona celebra en el antiguo coso de la Monumental, ahora bautizada como Tarraco Arena Plaza. Un coliseo sin paseíllos toreros al compás de Pepita Creus, sin las Veinte por Sevillanas de Mila Ortiz y sin pregón corralero de feria como el que nuestro particular Séneca del género, Francisco Javier Montiel, elevó a los cielos de Sevilla para que Paco Ruano siga presumiendo, en la feria de la gloria, de su Asociación Amigos de las Sevillanas, la que distinguió con la medalla de oro a nuestra Lola Triana, por su gran labor en el difícil género de los cuatro palos. Como dice la copla “chiquitita pero matona”, una luchadora incansable que se merece este homenaje al igual que nuestro respeto por su trabajo. Vaya un “OLE” para ambos, pregonero y artista, tan grande como la catedral a la que cantan mis ahijados de Almorada que, desde Escacena, hacen encajes de bolillos para triunfar en este mundo, tan humilde como universal, de las sevillanas. Y en Triana, soniquete de martillo y martinete, y en Huelva serías el mar, y en Sevilla, la Giralda juntito a la catedral… Estribillo que enamora a la “más pintá” de las flamencas que mueva sus brazos al compás de la vieja danza de Sevilla.
La que nació descendiente de una grandiosa familia de trovas y cantos, de música de lejanos confines y de pastoreñas dulzainas, de composiciones de los grandes padres de la solfa y de sencillas serenatas donjuanescas… Una preciosa niña morena como la tierra y alegre como su gente a la que, por obra y gracia de Dios, bautizaron en las aguas del Guadalquivir con el nombre de SEVILLANA.
¡SALVE, SEVILLANA! El pueblo andaluz, en tus enaguas de fuego, baila, danza de amores, coplas, coplas del pueblo, danza. 
Firmado: Pascual González



sábado, 10 de mayo de 2014

Medalla de Sevilla para el Pali a título póstumo!


Seáis tod@s bienvenid@s a mi blog personal, en él tendréis información, artículos de opinión, consultorio para vuestras dudas... todo referente al género del cante por Sevillanas.

Mi primera publicación irá dedicada al Trovador de Sevilla, como no podía ser de otra manera.
     
     Todos sabemos que es muy difícil en todos los órdenes de la vida ser profeta en tu tierra, por mucho que se haga y por muchos méritos que se consigan, siempre habrá gente que devalúen tu trabajo y esfuerzo.
     Yo aquí y ahora, quiero reivindicar una medalla, una medalla que está más que merecida y que no hay manera de que la concedan.
     Una Medalla para Paco Palacios el Pali como hijo predilecto de Sevilla a título póstumo, no sé, que tendría que haber hecho en vida y no hizo para lograrla, méritos tiene de sobra y las firmas recogidas se cuentan por miles.

     Cuentan del Trovador de Sevilla, que cuando éste llegaba a un pueblo, barreduela o pedanía, paraba en la gasolinera más cercana y se informaba sobre los nombres del Patrón o Patrona y sobre sus fiestas más destacadas, dicha información las metía en su coctelera con gafas de culo de botella y tras agitarlas unos momentos daba como resultado un cóctel lleno de ingenio y gracia en forma de Sevillanas o Fandangos, que posteriormente en la actuación, Paco daría a probar a todos los asistentes, quedando éstos hechizados del embrujo y el duende de ésta pócima de Arte.

      Si Paco levantara la cabeza, él que tanto denunció en forma de seguidilla, la pérdida de las tradiciones y de la gracia sevillana o la muerte de su Alameda, y comprobara en primera persona: Las setas que le han levantado a los Donantes de flores de la Encarnación, la remodelación insulsa de la Alameda, o sólo con ver el macro proyecto que está desfigurando el perfil del Río Guadalquivir como es la Torre Pelli, nuevamente daría con su espalda en el nicho o se hundiría en las aguas de “Bajo guía” donde reposan sus cenizas del tremendo sofocón que se llevaría al comprobar que en poco más de 25 años de su fallecimiento, la cantidad de atrocidades o desvaríos que ha sufrido su querida y soñada Sevilla, la Sevilla que sigue sin concederle al galardón de hijo predilecto.

      Uno de los grandes logros de nuestro Pali, era conseguir con gran rapidez conectar con el  pueblo para que éste aprendiera sus coplas, Paco conseguía con sólo cuatro versos llegar más al alma del Sevillano que otros autores con dos folios, con esa forma de componer tan sencilla y directa fue capaz de cantarle a: los donantes de flores, al padrino bombero, a las cruces de Bonares, al Bizco Amate, al zeppelín, a las papas con bacalao, a la tercera edad, a los cafés cantantes, a su bandera de España, a la hora que entraba Sanlúcar en la aldea, al tranvía de la puerta real, al pañuelo rociero, al pollo, a la Murga, a la niña que tuvo Sevilla, a Pepe el escoses, al balcón de la siete puertas, al cine mudo, a los Hércules de la Alameda, a Vicente el del canasto y así alrededor de 200 sevillanas que fueron casi 800 piropos y remembranzas.

     Afortunadamente nos legó su gran obra para todo aquél que desee y tenga sed de conocer la Sevilla de finales del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX, para ello, no tiene más que conseguir los discos de nuestro trovador de Sevilla y relator de un tiempo en el que la ciudad del Betis estaba impregnada de personajes y gracia costumbrista.

      Estos son unos pocos ejemplos de las pequeñas grandes cosas de este genial Artista del Arenal, pequeña como sus gafas, o como su corbata y grandes como la Sevilla de color sepia que nos retrató tras sus lentes de aumento y la pasión con la que vivió cada momento de su vida, la vida según: Francisco de Asís Palacios Ortega “El Pali”.





Y al Cesar lo que es del Cesar, el 30 de Mayo día de San Fernando del año 2014 Sevilla y su corporación Municipal hizo justicia entregándole la Medalla de oro de Sevilla a título póstumo a Paco Palacios el Pali, como Trovador, cantor y relator de la Sevilla de color sepia, la Sevilla de nuestros Padres y Abuelos.

Pero una imagen vale más que mil palabras, y aquí os la dejo como muestra: