miércoles, 19 de noviembre de 2014

el Legado de Paulino

Inmersos en pleno mes de noviembre, mes éste que se suele utilizar para evocar a nuestros seres queridos que ya no están entre nosotros, hoy quiero rendir un profundo y merecido homenaje al que sin duda ha sido uno de los mejores poetas que ha tenido el género de las sevillanas, así está reconocido por la gran mayoría de los compositores de nuestra música. Se trata del poeta Don Paulino González Jiménez.

Nació en la Puebla de los Infantes el 16 de junio de 1932. Estudió Magisterio por enseñanza libre y posteriormente filosofía y letras en la universidad Hispalense.

Contaba ya con varios libros editados cuando Juan Antonio Hurtado lo conoció un domingo de feria de abril y le propuso componer letras para sevillanas. A partir de ese momento se comenzó a escribir la  historia del poeta más grande que jamás hemos tenido. Corría la primavera de 1977 y las primeras sevillanas que Paulino compuso fueron para Amigos de Gines tituladas “El dolor del amor” y “El ojo de tu llave”.

Desde ese instante, fueron muchos los compositores musicales que se rifaban los temas del bueno de Paulino, uno de los músicos que más se compenetró con él fue el genio de la Puebla del Río José Manuel Moya. De ese primer contacto Paulino-Moya surgieron temas en el año 1979 para los Romeros de la Puebla como: Mírala, mírala, la barca que yo tenía, Cuando el río suena y Cuatro puentes y dos orillas. Tanta fue la compenetración entre Paulino y Moya que con el pasar de los años han quedado como una de las parejas creativas más importante de nuestro género, de esa unión salieron temas para Chiquetete, los Doñana Paco Taranto, la Canastera, Los de la Trocha, Triana-5, María de la Colina… 




Otro compositor musical que vio en Paulino una fuente inagotable de creatividad, fue Feliciano Pérez, con Feliciano, Paulino compuso muchas y populares sevillanas, sobre todo para la Canastera “Los palillos” y para los Rocieros “El Desamor”. La obra literaria de Paulino es muy extensa, pero sin duda alguna, la gloria sevillanera la alcanzó Paulino de la mano de José Manuel Moya y en las voces de los Romeros de la Puebla, así llegaron las coplas: Vamos a beber, Caravana Rociera, Fantasía, Más de cuatro veces, Muriendo por ti, Sevilla tiene algo, Me enamoré cualquier día, Carta a Manuela…

Paulino fue junto al también desaparecido Maestro Oliva, los dos únicos autores que pudieron colocar temas en los 5 magníficos de las sevillanas en Hispavox, como son Los Romeros de la Puebla, el Pali, Los Marismeños, Amigos de Gines y Cantores de Híspalis. Con su manera de escribir tan sencilla y compleja al mismo tiempo, tan cercana y cotidiana fue capaz de aportar temas a la inmensa mayoría de los artistas del género, Paulino supo jugar con las palabras como ningún otro compositor, y las cambiaba de modo y tiempo con una maestría sin igual, valga como muestras: A veces, muchas veces, más de cuatro veces, o te quiero, cuento te quiero, que tanto te quiero que, Ay que dolor del amor, ay el amor que dolor, etc, etc

Otro de los grupos que más sevillanas le grabó fue los Rocieros, prácticamente llevaban temas de Paulino en casi todos sus discos, de los Rocieros podemos destacar aparte del mencionado "Desamor", Eres mi cruz, Que Dios existe, Amparo, y Albero.

En su última etapa dentro de la composición por sevillanas, el receptor de caso todo lo que compuso fue Pepe Peregil, con Peregíl entabló una gran amistad y supo adecuarle los temas simpáticos y banales como: De pata Negra, el Río de Sevilla, Rezan los Sevillanos, la combebencia, Aires del abanico, Ni mala ni buena, la nieta de la María…

Paulino Falleció en 17 de abril del año 2010, curiosamente en vísperas de una nueva Feria de Abril, Feria en la que Paulino González con su obra forma parte fundamental de la banda sonora de dicha fiesta.