lunes, 28 de julio de 2014

Sus Majestades: Los Romeros de la Puebla

Escribió Joaquín Caro Romero, uno de los más ilustres pregoneros que ha tenido la Semana Santa de Sevilla en su pregón del año 2000, un romance dedicado a la Esperanza Macarena donde se incluía esta estrofa:

Se va un siglo y viene otro
Pero ella siempre se queda…

Eso mismo lo podemos trasladar a esta legendaria formación llamada “Los Romeros de la Puebla”:
Se va un grupo y vienen otros
Pero ellos siempre se quedan…

Porque “Los Romeros de la Puebla” siempre quedarán en la memoria colectiva de los buenos aficionados al cante por sevillanas.

“Los Romeros” durante su carrera, cuántos y cuántos grupos habrán visto llegar, triunfar y desaparecer, y ellos siempre ahí, con una labor callada, y fiel a un estilo en la cresta de la ola, pasando de modas de composición, sino todo lo contrario, creando su propio estilo, el estilo “Romeros”, ese estilo que grupos tan consagrados como Brumas o Marisma lo han seguido durante su trayectoria profesional.



Si hay un número que identifique a los Romeros es el número cinco y con el cinco le diremos:

CINCO  ESTAMPAS TAN SUREÑAS /
CINCO  ESPIGAS DE ARROZAL /
CINCO  VUELOS DE CIGÜEÑA /
CINCO  POTROS SIN DOMAR /
CINCO  NOTAS, CINCO SONES, QUE SE UNEN AL CANTAR/
CINCO  TALLES DE ZAHONES/
CINCO  ESPUELAS PLATEAS /
CINCO  LUNAS RIBEREÑAS  ESPERANDO CAMINAR /
CINCO  ESTRELLAS MARISMEÑAS ASOMANDO EN EL PINAR /
CINCO  HUELLAS EN LA ARENA QUE EL SOLANO ACARICIÓ /
CINCO  HERMANOS QUE EN EL QUEMA LA CORRIENTE BAUTIZÓ/
CINCO  LLAMAS DE UNA HOGUERA /
CINCO  TOQUES DE TAMBOR /
CINCO  COPLAS ROCIERAS / 
CINCO  VELAS DEL CAJÓN /
CINCO VOCES QUE MECIERON /
UNA CUNA CIGARRERA ANDANDO POR LOS SENDEROS /
Y MIENTRAS LA VIRGEN QUIERA /  
¡CINCO SERÁN LOS ROMEROS!

He querido rescatar de la larga, exitosa y extensa carrera artística del grupo más importante y laureado de la historia de nuestro cante, esta letra de los Hermanos Martínez Bizcocho  porque nos narra con todo lujo de detalles los sentimientos de estos cinco amigos Rocieros.

El que fuera jugador de fútbol y más concretamente del Sevilla José Manuel Moya, y a la postre el mejor compositor musical que ha tenido nuestro género, tras su prematura retirada del fútbol por problemas de “salud”,  regenta una pequeña taberna en su pueblo natal “La Puebla del Río”, dicha taberna, tenía un soberao donde se sembró una semilla, semilla que en 1967 germinará dando un fruto como “Los Romeros de la Puebla”, conjunto formado por José Manuel Moya, Juan Díaz, José Angulo y los hermanos Faustino y Manuel Cabello, formación que siguió inalterada desde sus inicios hasta su retirada, consiguiendo una trayectoria nada más y nada menos que de 45 años de actividad artística y musical.

Los Romeros de la Puebla siguieron la estela iniciada por los pioneros de las sevillanas que eran "Los Hermanos Toronjo" y  "Los Hermanos Reyes", convirtiéndose por su calidad en santo y seña de los grupos de sevillanas.



Sobre sus excelentes voces, cabe destacar sobre todo la de Faustino Cabello, capaz de interpretar cualquier palo del flamenco e incluso las saetas con gran maestría, es una de las más prodigiosas voces que han cantado por sevillanas.

“Romeros” es el único grupo de sevillanas que nunca ha incluido en sus trabajos anuales “ordinarios” otros cantes que no sean Sevillanas, salvo algún pasodobles.

Y en sus casi 500 sevillanas grabadas podemos decir a modo de rápido resumen, que al menos 200 están dedicadas al Rocío, más de una veintena a la Semana Santa, sobre un centenar de temas dedicado a Sevilla y el resto de las composiciones al mar, al campo y al amor y sus vertientes.

Sin lugar a dudas nos dejan un gran legado estos “Maestros de las sevillanas”, que pueden presumir que la mayoría de los componentes de de todos los grupos que han existido y existen, se declaran fervientes admiradores y auténticos Romeristas.

También os puedo decir, que los Romeros de la Puebla son: timón, luz, camino y ejemplo para todo el que quiera iniciarse en esta cante tan ingrato en muchas ocasiones y muy satisfactorio en otros tantos.

Escuchando a “Los Romeros”, romperemos la promesa y abriremos el viejo arca para colocaremos los zahones y el sombrero, desandaremos las vereas en una mañana de Mayo, detendremos el tiempo en una para en el camino con el abuelo y los rocieros ausentes, que nos llevaran a un Rocío de hace mucho tiempo ya, hablaremos con la candela en el camino de vuelta y aunque todo termina en la vida, por una mala partía, más de cuatro veces las fantasías están en los rincones del sueño, en los sueños donde Sevilla tiene algo, o el cántaro se rompió sobre los cristales y con una carta a Manuela le diremos abrázame y no te olvidare.

Eso mismo le decimos nosotros ahora: No os olvidaremos nunca y ¡¡Medalla de Andalucía para los Romeros de la Puebla!!






No hay comentarios:

Publicar un comentario