domingo, 23 de junio de 2019

V Ruta Palista


       En Sevilla, cuando un evento se sucede durante tres o cuatro años consecutivos se convierte en costumbre o tradición, este año 2019 hemos celebrado la 5ª Ruta Palista, y hemos podido comprobar que dicho evento goza de muy buena salud y está en alza, si el primer año fuimos 12 “locos” un cuatro de julio a pasear por Sevilla cantando sevillanas del añorado Trovador, este año hemos alcanzado por momentos las casi 200 personas al son de guitarras, palmas, palillos, pandereta y el tambor de Molina.

     En esta nueva edición Palistica la convocatoria se realizó en la misma puerta de Correos de la Avenida de la Constitución, tras unas palabras de bienvenida por parte de José Antonio Palacios (sobrino del Pali) y la interpretación de las sevillanas “La Ruta Palista” por parte de Sergio Alcántara y Javier Montiel, nos dirigimos para la calle Tomas de Ibarra con anterior parada obligada en el Arco del Postigo del aceite.


      En Tomás de Ibarra, en la puerta misma de la casa donde el Pali vio pasar la vida y su Cristo de la Buena Muerte se volvieron a hacer entrega de los galardones por parte de la familia Palacios, este año los diferentes reconocimientos fueron para:
Insignia Pali a Federico.
Torre del oro a Javier Montiel
Socia honoraria póstuma a Edelmira Diaz que recogió su hija.

Pergaminos Manuel Ramos (Hiniesto), Bar Martina, Paco Rodríguez, Francisco J. Caballero, Manuel Rincón, Lola Cachero, Alvaro Amat El Rancio, Luis Murube "Pepón de los Palacios", al Matrimonio José Luis López y Rosario Albalat y busto Pali a Sergio Alcántara.

Una vez finalizada la entrega de los reconocimientos que fue adornada por varios poemas y cantes por fandangos y sevillanas entre ellas una escrita expresamente para la Ruta y cantada magistralmente por Riky Martínez, con algo de retraso comenzamos a recorrer las calles de la vieja Híspalis.


      Este año tenemos que destacar varias ausencias en la Ruta como son la de los fundadores Juanma Cortés, Antonio Villajero, Javier Montiel Delgado y por motivos de salud a Alfonso Navarro “Popi” al cuál le dedicamos la Ruta, entre las nuevas caras mencionaremos a un grupo de 10 personas que vinieron del pueblo de Los Molares, y a Lola Triana y José Carlos Seco que no quisieron perderse esta oportunidad de pasear por Sevilla al son de las buenas sevillanas del Pali.

        También destacaré a Lucía, la Palista más joven y guapa que volvió a donar a la Asociación la recaudación de los imanes vendidos que ella misma había confeccionado y en el que se podía ver al Pali y una de sus más destacadas frases: Menos misiles y más pavías de bacalao.

     La Torre de la Plata fue testigo mudo de nuestras coplas, también la casa de la Moneda en calle Güines formó parte del escenario de nuestra Ruta.


     En la Puerta Jerez nos hicimos la foto Oficial con casi 150 Palistas, por calle San Fernando no vimos a ninguna Cigarrera pero la evocamos con nuestros cantes y fue entonces cuando llegó uno de los momentos más íntimos del recorrido, en pleno Parque de la Infanta María Luisa justo en la Glorieta de Gustavo Adolfo Bécquer lugar donde reposan desde 1996 las cenizas  de Magdalena Ortega Miró (Madre de Paco Palacios el Pali) a petición del sobrino-nieto José Antonio Palacios Ibañez cantamos las sevillanas “El pañuelo rociero” una de las coplas que el pali dedicó a su madre Magdalena y también cantamos “Pintores de Sevilla”.


    
     Dejamos atrás a Bécquer con la frescura de su glorieta y los diferentes estados del amor para adentrarnos en ese abrazo al mundo de ladrillo y cerámica que el insigne Anibal González creó para la Exposición Iberoamericana de 1929, allí, junto a la imponente fuente nos volvimos a hacer otra foto para enmarcar y sobre una de las escalinatas de la Plaza de España también nos fotografiamos.


      Tras cruzar el Prado de San Sebastián y los jardines de Murillo tocaba el momento de refrescar esas gargantas que habían entonado muchas coplas del magnífico repertorio del trovador de Sevilla y lo hicimos en el Bar el Coronado en la frontera de la Puerta de la carne y el Puente de San Bernardo, en el “Coronado” se volvieron a entonar las gargantas y los cantes afloraban por todos los rincones de esa rancia taberna cervecera.

      Ya quedaba muy poco para finalizar la Ruta, para ello volvimos a pasar por la Calle Santiago y al llegar al Corral del Conde le cantamos a la fachada de dicho Corral, tras el comportamiento indigno que un vecino nos brindó hace un par de años cuando quisimos entrar para hacernos una foto este año ni siquiera lo intentamos (el Corral se lo pierde).



     Y llegó el momento más emotivo de la calurosa jornada, en la Plaza Jerónimo de Córdoba a los pies del monumento a Pepe Peregil, Sergio Alcántara una de sus nuevas sevillanas al Saetero de Manzanilla y posteriormente Pablo Oños y un servidor le cantamos nuestras sevillanas grabadas este año por Manuel Durán “Tabernero de los Cielos”, ofrenda floral por parte de la Asociación Cultural El Pali, ayer, hoy y siempre que la viuda de Peregil acompañada de sus hijos y nietos colocó a los pies del Monumento y oficialmente se daba por finalizada la 5ª Ruta Palista con una combebencia como decía el difunto Pepe Peregil que se alargó hasta bien entrada la tarde-noche.

      Ya estamos pensando en la 6ª Ruta Palista, y quién sabe si para esa fecha ya tengamos el añorado monumento al Pali colocado en la plaza de Indalecio Prieto, el tiempo lo dirá, Viva Sevilla, Viva el Pali y vivan los Palistas!

fotos: Elisa Melado, Fran Rivera, Paco Rodríguez, Javier Montiel "Arte Sacro", Familia Palacios...

No hay comentarios:

Publicar un comentario