martes, 9 de septiembre de 2014

La Sal de Sanlúcar

El Río Guadalquivir, como ya cantaron los Romeros de la Puebla… en Jaén fuiste serrano, en Córdoba hechicero, por Sevilla de Triana y por Cádiz marinero! pero en Sanlúcar de Barrameda agoniza y sus dulces aguas se impregnan de la sal del Océano Atlántico, sal de las salinas de la bahía de Cádiz, la sal que los Fenicios hace más de 3000 años utilizaban para sazonar sus productos y la sal de las voces de un grupo que allá por 1983 respondían al nombre de Mirabrás.

Por el Río Guadalquivir, arribaron a Sevilla el mítico Hércules para fundarla, también desembarcaron los tesoros del nuevo mundo y para que las Sevillanas no fuera un cante exclusivo de Sevilla y Huelva, llegaron las coplas de los Doñana, y años más tarde también lo hicieran “Las Sevillanas de Sal Marina”.

Sal Marina (José Antonio Conde, José Antonio Martínez "Minguez" y Juan  Márquez) se empeñaron y lo consiguieron con creces en hacer del cante por sevillanas un palo más del flamenco, por si quedaban dudas al respecto, ellos con sus prodigiosas voces, con sus giros, melismas, garganteos y tonos imposibles demostraron que este cante tan encorsetado por su métrica se le podía sacar el mayor rendimiento y el mayor esplendor.


También fueron originales en la presentación del producto, con sus pinturas de portadas basadas en el costumbrismo Andaluz del siglo XVIII y únicos tratando los títulos de sus discos, muchos de ellos bautizados con tan sólo una palabra, ahí tenemos por ejemplo los discos: Bordao, Rompeolas, Azotea, Filigrana, Salobre, Toreando y Oleaje.

Estas tres voces le han dado una dimensión al género de las sevillanas que estoy convencido que ni ellos mismos son conscientes de la magnitud que han alcanzado con su impresionante ejecución  de los temas, sevillanas algunas de ellas con ritmos de tanguillos o rematadas por soleá y por martinetes!

Sal Marina es el grupo gourmet del mundo de las sevillanas y la referencia de muchos grandes cantaores y tocaores flamencos, no en vano, el mismísimo Camarón de la Isla para su aportación en la película “Sevillanas” del Director Carlos Saura seleccionó tres temas de Sal Marina para interpretarlos: Toma que toma, Dame la mano y Pa´ que me llamas.

Su estilo lo definió en 1984 los hermanos Muñoz, José Miguel e Isidro, y para 1985 nos tenían preparado uno de los mejores discos de sevillanas de todos los tiempos, los discos de 1986, 1987 y 1988 no tenían nada que envidiarle al mencionado de 1985 y aunque sus auténticos valedores hayan sido José Miguel Évora e Isidro Muñoz, Sal Marina ha seguido su trayectoria artística defendiendo temas de otros autores de igual manera, es decir, flamenca e insólita forma de interpretar las sevillanas.

En el año 2003 se retiro del grupo y la música Juan Márquez, y aún así Sal Marina ha continuado sonando como antes y nos han dejado otros dos grandes discos, en 2008 “Toreando” y en 2010 “Oleaje” y en la actualidad están inmerso en la grabación de otro disco que sin lugar a dudas será otra delicia para los buenos paladares.

Gracias a Los Doñana y a Sal Marina, Sevilla y Sanlúcar de Barrameda están unidas por dos vías, por el río y por la música!



No hay comentarios:

Publicar un comentario